31-07

No se pueden describir lo que sientes porque no se han inventado las palabras. Es una sensación que te invade con cada abrazo, que te hace suspirar con cada caricia, que te encoge el estómago con cada despedida. Es algo indescriptible. Es una manera distinta de ver el mundo. Es levantarte cada día con la ilusión de escuchar su voz. Es esa manera que tiene de despertarte a besos que sabés que no hay mejor en el mundo. Es su forma de abrazar, que muestra su miedo a perderte. Cuando encontrás a alguien que te llena de esa manera, sabes que no vas a poder dejarlo ir nunca. Solo querés absorber cada detalle de su cuerpo, de cada gesto que hace. Querés conocerlo perfectamente, sin dejar que se te escape ni un solo detalle. No existe nada que te haga más feliz que ver esa sonrisa dibujada en sus labios. Es ese chico que te tiene pensando en él las 24 horas del día. Con quien compartís cada instante. Aquel a quien le contarías todo. A quien no le ocultarías nada.