Necesito alguien que de verdad vaya a estar ahí, en lo bueno y en lo malo. Que cuando esté echa mierda y no tenga fuerzas ni para levantarme de la cama me anime a seguir y mirar hacia delante. Alguien que me ayude a dejar atrás las preocupaciones. Alguien capaz de hacerme sonreír entre las lágrimas. Quiero entregarme sin pensar que se va a cansar y en menos de dos días se va a olvidar de mi. Entregar mi alma y mi corazón a la otra persona para conseguir cada día enamorarlo y demostrarle que no le voy a fallar. Quiero dormirme abrazada a él, escuchando el latido de su corazón. Quiero que me lleve el desayuno a la cama después de noches sin dormir hablando y riendo con él. Quiero que me bese sin importarle el lugar o quien haya al lado. Quiero que me mire y ver reflejado en sus ojos que soy su todo.Quiero ser ese "no puedo vivir sin ti".